DE BUZÓN A BUZÓN

 

Inútiles protestas contra las reformas

Abel Santiago

05-febrero-AMLO-PGR-04 web Todas las reformas constitucionales presentadas ante el Congreso de la Unión por Enrique Peña Nieto desde el inicio de su mandato, fueron ya aprobadas, promulgadas y publicadas en el Diario Oficial de la Federación, por lo que de inmediato entraron en vigor. Las leyes normativas han llevado un proceso más lento, lo que no resta valor a la vigencia de tales reformas, que están en vías de aplicación en sus respectivas jurisdicciones. Que la mayoría sean antipopulares no les resta legalidad, porque no fueron imposiciones arbitrarias. De ahí que la tardía oposición de grupos, organizaciones y personalidades sea inútil, por más que se pretenda invocar o acudir a las propias leyes para que se proceda a su derogación. El engaño a la población de que mediante de que mediante la unidad y los recursos de amparo se puede lograr es más que demagógico.

   El senador Manuel Bartlett Díaz informó que legisladores del Partido del Trabajo presentaron un recurso de amparo contra la reforma energética, lo que significa que las modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales se someterán a juicio para conocer su validez, así como para obligar a los partidos Revolucionario Institucional y de Acción Nacional a responder por violaciones al procedimiento durante la discusión de esas reformas en ambas cámaras. La presentación del recurso de amparo y admisión de la demanda no quiere decir que esté en entredicho su validez, ni menos que hayan existido violaciones al procedimiento, puesto que la discusión y aprobación inicial de ambas cámaras, y posteriormente por la mayoría de los congresos locales, le dan plena validez, a pesar de opiniones personales que pretenden sorprender a la opinión pública. La trayectoria política y administrativa del senador Bartlett es bien conocida, pues basta recordar que era secretario de Gobernación cuando se cayó el sistema que dio el triunfo ilegal a Carlos Salinas de Gortari para ocupar la Presidencia de la República, en contra del triunfo legítimo de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano que se sometió de inmediato, y que desde ese nefasto sexenio se venía trabajando por la privatización de Petróleos Mexicanos, de todos los energéticos y de importantes empresas nacionales.

   El 31 de enero se efectuaron varias manifestaciones en contra de la reforma energética, siendo la mayor la efectuada en la capital del país, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y el Partido de la Revolución Democrática, pero se informó que el llamado a la unidad nacional no tuvo eco, por las mismas razones de que el pueblo ya no se deja engañar. Hubo una gran concentración de trabajadores obreros, campesinos, estudiantes y diversas organizaciones sociales, pero no lograron representar a un mínimo porcentaje de la población nacional. El propio Cárdenas declaró después que “otro México es posible, muy distinto al entreguismo y la sumisión, si tenemos la capacidad de unirnos”. Esa capacidad existe pero Cárdenas no es el indicado para convocarla, pues es bien conocida su trayectoria priísta y su posterior abanderamiento de una izquierda que ha querido acaudillar, lo que no han aceptado otros líderes de oposición, como Andrés Manuel López Obrador. Los chuchos menos pueden hablar de una unidad contra la reforma energética, cuando fueron ellos los que la apoyaron e impulsaron durante su paso por la organización peñanietista Pacto por México. Entonces el pueblo los calificó de traidores, por eso no puede unirse a ellos. Ni a Cárdenas, que cuando tuvo en sus manos la Presidencia de la República la dejó perder por cobardía o conveniencia.

   La consulta popular sobre la reforma energética es otra de las mentiras de la domesticada izquierda mexicana, pues la prepara para el 2015, cuando ya no sea posible hacer nada, y cuando los efectos de la misma se han resentido, sobre todo a partir de este año, con el alza generalizada de todos los productos, bienes y servicios e impuestos elevados considerablemente. Se acaba de realizar el segundo gasolinazo en lo que va del año, con lo que febrero se inicia con otros aumentos, especialmente en transportes foráneos, que se ha estado incrementando desde que Peña Nieto asumió el poder, o sea desde antes de la privatización de los energéticos. Ante esta deplorable situación se considera que todavía es posible empezar a organizar una consulta popular, que sólo tiene como objetivo justificar los estratosféricos subsidios que reciben todos los partidos políticos. Para el 2015 ya las compañías petroleras internacionales se habrán posesionado de las riquezas nacionales, mientras nuestra flamante izquierda tratará de desviar la atención en su ilusoria encuesta nacional.

   Las otras reformas son igualmente antipopulares, como la política y la fiscal, que siguen favoreciendo a las clases dominantes. Con la política los únicos cambios visibles son la perpetuación de los políticos en el poder y que las mujeres ocupen el 50 por ciento de las candidaturas a los congresos locales y federal, lo que en nada favorece a la participación ciudadana, que seguirá permaneciendo como votante en los comicios electorales. Se ha resentido ya la presencia de la reforma fiscal entre los pequeños y medianos empresarios, que se han visto obligados a cerrar o dejar de percibir utilidades, por lo gravoso de los impuestos. En cuanto a la ciudadanía, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha declarado que en México se obtiene más recaudación por gravamen a los ingresos de las personas físicas que de las morales, pero con la entrada en vigor de la reforma fiscal la situación se ha balanceado, y ambos han resultado perjudicados. La única reforma popular ha sido la educativa, pero mientras no se meta en orden al profesorado de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, resultará igual de perniciosa que las demás, porque igualmente altera el orden, la economía y el bienestar social.

   abelsantiago30336@yahoo.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s